4 CONSEJOS PARA CUIDAR TU JARDIN 

1. ELIGE EL CÉSPED ADECUADO

  • La primera elección que deberemos tener en cuenta es la elección de nuestro césped. Esto dependerá, entre otros factores, si le da mucho o no la sombra. En zonas con sol, la variedad más recomendable es la bermuda por su alto grado de resistencia. Por el contrario, la variedad dichondra se adapta bien a climas húmedos y el gramillón a la semi-sombra.

2. RIEGA CON FRECUENCIA

  • ¡Pero sin pasarse! Es normal tener dudas a la hora de regar nuestro jardín, ya que muchas veces no sabemos si lo estamos haciendo con suficiente frecuencia o no.
  • Lo primero que deberemos tener en cuenta son las características del terreno y del clima. Claro que dependerá también del tipo de césped y las plantas que hemos elegido. Lo ideal es mantener el terreno húmedo, por lo que es recomendable regar alrededor de 2 veces por semana durante 15 minutos.

  • Recuerda que se debe regar por la noche evitando así la temprana evaporación del agua y el cambio brusco de temperatura que puede afectar a las plantas.

3. FERTILIZA CUANDO SEA NECESARIO

  • Fertilizar fortalece la hierba contribuyendo a que el césped esté más espeso. Normalmente se empieza a fertilizar una vez finalizado el invierno, y es importante evitar utilizar dosis fuertes.

4. CORTA LA HIERBA DE FORMA ADECUADA

  • Uno de los errores más comunes es cortar el césped con demasiada frecuencia. Mantenerlo muy corto lo debilitará y lo hará más propenso a contraer enfermedades.

 

Sencillo, todo es cuestión de constancia.

Poda de formacion en arboricultura Pedro Bueno